lunes, 30 de junio de 2014

bah

Esos seres que dicen ser civilizados pero únicamente son asquerosamente traicioneros; dicen unas cosas y hacen otras. Se supone que cada vez deberían evolucionar más y al parecer tergiversan eso y simplemente retrasan todo esto de la mejora.
Me ponen nervioso. Yo soy uno de ellos pero es que su presencia me molesta. La respiración de otros me resulta frustrante, al igual que el sonido de sus dientes masticando comida o sus dedos metiéndose en esas ruidosas bolsas de patatas. 
Cuando digo que estoy cansado no es de haber trabajado mucho o algo por estilo, es simplemente de la gente.
Me cansa escuchar sus graves voces, aguantar que repitan las cosas mil veces, y soportar todo lo que sale de sus agonizantes lenguas.
Entre estas "personas" los que más odio son los maleducados y los egoístas; que solamente piensan en ellos mismos y en ningún momento en los demás ni en sus sentimientos, y por supuesto el respeto que deben tenerles.
También mataría a todos esos desesperantes impuntuales que agotan la paciencia de cualquier ser vivo.

Odio es poco. No conozco los suficientes adjetivos para calificar a lo que muy a mi pesar me rodea. 
Pocos seres humanos son los que se salvan para mi gusto, en los cuales yo mismo ni sé si me encuentro.