viernes, 28 de octubre de 2016

Todo



Luna vivía con Tierra sin saber
Si era su amiga su novia o su mujer.
Lo que sabía es que era su deber
Dormir con ella y con ella amanecer.


 Ciega quedó cuando a una estrella volar
Vio y quiso con todo su cuerpo besar.
Cuando la vista pudo recuperar
No quedaba estrella ni compañera
Con quien sentir que no existe barrera.


 Perdida en la nada encontró su nana
Viviría más sola, más humana.